fbpx
Masthead header

Unplugged Wedding

¿Qué es una unplugged wedding?

Es posible que hayáis oído hablar del término “unplugged weddings” o su traducción literal “bodas desenchufadas”

A todos nos gusta hacer fotos, tenemos una buena cámara integrada en nuestro móvil y nos volvemos locos queriendo captar instantes de nuestra vida. ¿Hasta en la boda en la que asistimos como invitados? Me temo que sí.

Y es que, cada vez es más común en mi trabajo ver a los invitados, móvil en mano, fotografiando y grabando videos en los momentos clave. Cuando la novia camina hacia el altar ya no ve sonrisas, ve una colección de móviles y carcasas de todas las marcas y colores.

Los invitados disfrutarán más de la boda

Unplugged Wedding Elias Gonzalez 2

Los invitados miran a través de sus pantallas cómo la pareja declara su amor, cómo el amigo expresa con emoción sus buenos deseos, o la madre emocionada describe cómo fué su hija en la infancia. Multitud de momentos que os garantizo se disfrutan mucho más con el móvil apagado.

Una “unplugged wedding” no es otra cosa que una petición de los novios a los invitados, un deseo que quizás pueda resultar algo violento pero que seguro agradecerás. El invitado que se sitúa cerca del altar, pasillos o justo detrás de la pareja en el baile conseguirá un bonito recuerdo, eso seguro, pero también estropeará los mejores planos al fotógrafo profesional.

Los invitados no tienen que preocuparse por hacer una bonita foto, deberían disfrutar del evento y vivirlo a través de sus propios ojos, dejando de lado ese smartphone de 7 pulgadas. Que disfruten de cada momento, que para eso son los invitados y dejemos las fotos al fotógrafo.

¿Tanto molestan los móviles? Cosas que pueden ocurrir

Podría escribir un libro de las aventuras y desventuras vividas en ceremonias con invitados que no dejan su cámara o teléfono guardado, no lo voy hacer. Pero os voy a contar algunas situaciones que he vivido y que espero no volver a experimentar.

– Casa de la novia, está vestida y está preciosa. Las 3-4 amigas presentes se sacan una foto con ella y la suben a Facebook. Diez minutos después todos los invitados ya han visto el vestido.

– Llegada al altar, un pasillo precioso con una decoración muy cuidada, la música suena, el futuro marido espera, es un momento de mucha expectación, quizás sea uno de los momentos más emocionantes y únicos en la vida. No pueden faltar unas buenas fotos pero ¿qué ocurre? Una gran parte de los invitados sacan sus brazos por el pasillo para hacer esa foto que están deseando subir a instragram, hasta tenemos el primo “Paco” que se ha comprado una reflex y está con la rodilla hincada en medio de la alfombra roja sacando su mejor foto.

En el altar de izquierda a derecha: Madrina – Novia – Novio – Padrino. Los invitados en los asientos y el fotógrafo sacando fotos de todos los ángulos. Pero tenemos al primo “Pepe” que se coloca estratégicamente para poder también sacar sus fotos. Resultado: “Pepe” sale en un montón de fotos con su cámara de fotos o video.

– El Baile, también un gran momento. Todo está preparado, las luces, la música, los novios en la pista ¡¡No puede ser!! “Pepe” ha sacado el flash. Técnicamente no os voy a contar lo que supone eso, pero ya os digo que nada bueno. Ahh y por supuesto tenemos 10-20 teléfonos móviles sacando fotos oscuras o desenfocadas con sus led parpadeando. ¿De verdad quieres que el escenario para tu baile sea ese?

Vale, me has convencido, pero..
¿cómo le digo a los amigos y familiares que por favor no hagan fotos?

No vas a poner una bolsa en la entrada como en el antiguo oeste para que los invitados dejen sus armas antes de entrar al “saloon”. Pero una tarjetita en la invitación con algún mensaje gracioso puede ser una buena opción  o incluso una pizarra o cartelito visible puede ser buena idea. Algo como:

“Hay un chico llamado Elías que está haciendo fotos, entre muchos fotógrafos le hemos elegido a él. Guardar vuestras cámaras y disfrutar de la ceremonia. Gracias”

“Cuando camine al altar me gustaría ver vuestras sonrisas, no las carcasas de vuestro móviles. Muchas gracias, la novia. ”

Se que esta petición puede causar un poco de confusión, pero estoy seguro de que si les explicamos los motivos los comprenderán. Además, realmente donde más interferencias pueden producir en mi trabajo es en la ceremonia, brindis y baile. Tus invitados pueden estár tranquilos en sacar sus cámaras el resto del día.

Conoce también:  El día de tu boda   –   La Preboda   –   La postboda