Ainhoa con tan solo 10 días de vida ha sido un reto para mi, es la primera vez que un recién nacido se pone delante de mi cámara y la verdad fue toda una experiencia que disfrute mucho. Desde aquí quiero dar las gracias a Vanesa y a Domingo por depositar su confianza en mi trabajo y darme la oportunidad de hacer una de las sesiones infantiles más tiernas que he realizado. Una mañana en su casa en la que salieron muchas fotos bonitas, de las cuales os dejo ésta pequeña muestra.

A todas esas parejas que comienzan la aventura de la paternidad os recomiendo que no dejéis pasar el tiempo, el momento perfecto para hacer las fotos de recién nacido es de 10-20 días de vida. Conmigo o con otro fotógrafo, son unas fotos que no pueden faltar en la vida de vuestro bebé.

Esta web usa cookies y tecnologías similares para mejorar tu experiencia y poder ofrecerte contenido más relevante para ti. Al aceptarlas, estás de acuerdo con nuestra . Política de Privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies